La muerte en Venecia (1971) de Luchino Visconti

Septiembre 2020

La muerte en Venecia (1971) de Luchino Visconti es una adaptación cinematográfica de la famosa obra de Thomas Mann. Se trata de una película muy bonita estilísticamente hablando, acompañada de música de Gustav Mahler. Al igual que en la novela, en la película se respira una decadencia que se ilustra principalmente a través del espíritu del protagonista, que en este caso es un músico deprimido en busca de inspiración, y no el consagrado escritor Gustav Aschenbach. Además, ese ambiente lúgubre se refuerza por una fuerza misteriosa (una epidemia) que ataca a Venecia en silencio, y de la que nadie parece saber nada.

El argumento consiste en el enamoramiento (¿pederasta?) del músico, que descubre la belleza y la inspiración en un niño polaco llamado Tadzuk, con el que intercambia miradas pero jamás llega a hablar. La película, que ocurre únicamente en la playa y en el Hotel Lido, apenas tiene diálogo; consiste en Gustav observando con contemplación y devoción al adolescente.

A diferencia del libro de Thomas Mann, creo que en la película falta –obviamente– más reflexión del protagonista. El ambiente que genera Visconti es exquisito, pero me faltaron más divagaciones, ya que no estoy seguro de que ilustre en totalidad el significado de la novela, es decir, que la pasión es algo así como la muerte. En el momento en el que Gustav pierde su tren, decide perderse en los terrenos insospechables del amor no correspondido…

Tenet (2020) de Christopher Nolan

Septiembre 2020

Tenet (2020) (AVISO SPOILER) de Christopher Nolan es una maravilla visual en la que sus dos horas y medias se pasan volando. Es pura acción y frenetismo en una compleja e inexplicable trama de espías, en la que el objetivo es intentar evitar una supuesta Tercera Guerra Mundial debido a la existencia de una tecnología llamada Tenet que permite “retroceder en el tiempo en un mundo crespuscular”. La película va de gente que retrocede, pero de verdad, en plan pingüinos; gente metiéndose en el pasado echando el tiempo atrás, que no teletransportándose. Resumiendo: una auténtica paranoia imposible de entender, posiblemente la película más complicada que he visto jamás.

El tiempo es la obsesión de Nolan y en esta película queda más que demostrado, pero esta vez acompañado de acción al estilo James Bond, lo que la hace muy entretenida. Muy parecida a Origen en el fondo pero menos filósofica, en Tenet el actor principal (John David Washington) es un tipo duro infranqueable con escasos sentimientos, mientras que Di Caprio es el mismo neurótico de siempre. Los otros personajes son bastante clichés: el malvado ruso y su sentimental mujer dependiente de su papel de madre, la misteriosa india y el exvampiro Robert Pattinson.

Es literalmente imposible contextualizar la película ya que no se sabe nada de los personajes y de la historia en general, pero da igual, lo que se ha de buscar viendo esto es morbo. El mundo va estallar y un hombre sin nombre se ha Teneteado para salvarnos de los traficantes de Plutonio. Nolan es tremendamente arriesgado y se atreve a hablar del tiempo y del futuro, filosofías que los mortales aun no somos capaces de entender.

Meetings with Remarkable Men (1979) de Peter Brook

Mayo 2020

Meetings with Remarkable Men (1979) es una película del británico Peter Brook basada en el libro del mismo nombre, del pensador y místico George Gurdjieff, un desconocido personaje nacido en territorio armenio en la época zarista. La película es una biografía de la juventud del místico, en la que se muestra sus aventuras por Armenia, Egipto y Oriente en general. Gurdjieff es un joven sediento de curiosidad que se pregunta el sentido de su existencia, y va en busca de monasterios remotos en busca de la “verdad” y el “conocimiento”. A lo largo de sus aventuras, Gurdjieff va conociendo a hombres notables como derviches o al príncipe Lubovedsky, que le ayudan a seguir en su camino.

Se trata de una película mística y espiritual, un tanto lenta, tranquila y en ocasiones densa, pero sin lugar a dudas inspiradora para mentes curiosas. La historia de Gurdjieff es fascinante, y más adelante creó una doctrina mística y filosófica llamada el “Cuarto Camino”, que buscaba mezclar a los caminos del faquir (control físico), el monje (control emocional) y el yogui (control del conocimiento).

José Mota nos muestra que China ya está aquí

Enero 2018

Desde que soy pequeño, o bien desde que tengo uso de razón, siempre he seguido a José Mota. Recuerdo esos  viernes noche dedicados a ver con mi madre y mi hermana Cruz y Raya, disfrutando de Blasa y el Morito Juan, así como tantos otros personajes creados y parodiados por el dúo de José Mota y Juan Muñoz.

A esa edad temprana, la mayoría de cosas seguramente no las entendía, pero la inocencia y la risa del niño que había en mí me hacían disfrutar. 

Cruz y Raya, tras veinte años de emisión, se separó. Por lo que los humoristas decidieron emprender sus caminos en solitario.

Unos años más tarde, José Mota volvió con La hora de José Mota, con nuevas ideas y divertidos personajes, como el Cansino Histórico y el Tío La Vara. Y cual fan, seguí viéndolo, esta vez con un mayor entendimiento. De vez en cuando me pongo algún sketch antiguo, para reírme y evocar gratos recuerdos.

cruz-raya--647x231
Juan Muñoz y José Mota. El dúo histórico de Cruz y Raya.

Además de esto, José Mota también dirige el especial de nochevieja, en la que en el reciente fin de año se emitió Bienvenido Mister Wan-Da, una divertida película basada en que la trama política formada por los cuatros grandes (Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera) y el Rey Felipe VI intentan convencer a Wan-Da (un empresario chino) para que invierta dos billones de euros en España. 

El plan que tienen es contratar a José Mota para que realice un documental para convencer definitivamente a los chinos de la inversión.

El humorista es viral en China debido a un vídeo relacionado con una farola, con la que se choca repetidamente.

WANDAAA
Wan-Da, nuevo rey de España.

El argumento es sumamente interesante. 

Está centrado en China, el principal socio comercial del mundo y el rival geopolítico de Estados Unidos en el sudeste asiático. 

Los chinos, desde la mitología popular española, son vistos como seres extremadamente trabajadores y con una capacidad de generar dinero impresionante, penetrando en todas las esferas de la sociedad y en todas las regiones del mundo. 

Están en los mercados, son silenciosos. Hacen sus estudios, desembolsan el maletín y se ponen a invertir. Los chinos están produciendo infraestructuras a lo largo del mundo. Desde las macro ciudades industriales en China, pasando por África (en la que son los mayores inversores), hasta la construcción de uno de los proyectos más ambiciosos de su política exterior: la Nueva Ruta de la Seda.

José Mota pone en evidencia el desconocimiento acerca de la sociedad y el quehacer chino que hay en España y, en general, en todo Occidente. Es por ello que el Rey propone a los líderes políticos estudiar en profundidad sus costumbres, para lograr unas mejores relaciones con el país.

En Occidente lo chino está creciendo, desde la gente interesada en su lengua hasta los institutos de estudios que analizan su política exterior. Esto refleja un interés, cada vez mayor, de lo chino, una anticipación de lo que viene. O más bien una adaptación de lo que hay, ya que lo chino hoy en día son oportunidades económicas para cualquiera.

wwww
Reuniones secretas entre José Mota y el Felipe VI

A mi parecer hay un gran problema de perspectiva sobre aquello que llamamos Oriente, debido al eurocentrismo –u occidocentrismo- que impera en nuestras mentes. Tanto Oriente Medio como el Lejano Oriente (China y sudeste asiático) están completamente estereotipados e imaginados de manera arcaica. 

Y más allá de lo que conozcamos, estos miles de millones personas son muchos más que los Occidentales y cada vez solicitan con ansia sus ganas del trozo de pastel en el mundo.

Sin ir más lejos, en Asia viven 4.600 millones de personas, mientras que en Occidente viven aproximadamente 1.000. Quizás deberíamos seguir relativizando culturalmente y entender que existen otras culturas en el mundo que actúan y ven el mundo diferente a nosotros, y que sobre todo, que cada vez tienen más importancia, y nosotros, por tanto, cada vez menos. Es un hecho: el protagonismo de Europa en el mundo que se está conformando es cada vez más irrisorio.

Por ello, el Rey y sus secuaces intentan buscar como sea la inversión china. El dinero es lo que necesitan, el cual va acompañado de una serie de condiciones, materializadas en presiones y deudas eternas e impagables. 

Básicamente como lo que hace Alemania con las economías del sur de Europa: O hacéis lo que os digo o os dejo de prestar dinero.  Y prestar significa que a largo plazo me tendréis que pagar, cueste lo que cueste.

Dichas presiones se ven constantemente a lo largo del especial, poniendo el máximo ejemplo de la farola antes mencionada, que hace al hijo de Wan-Da -un infantiloide ricachón y caprichoso- reírse a carcajadas. Las farolas aparecen en todos los sketches de la película que está rodando José Mota, para convencer a los chinos de la inversión. 

farola
José Mota chocándose con la farola

Más allá de la temática china también hay múltiples escenas en las que se habla de los típicos problemas españoles, siempre remarcando el toque político y el espíritu progresista del humorista español. Sea el procés, sea el machismo imperante en los medios de comunicación, sean los rifirrafes entre Juan Carlos Monedero y Eduardo Inda o las dificultades de acuerdos entre los cuatro líderes de los principales partidos.

cuatro
Los cuatro grandes de la política española

La película acaba con la coronación pública de Wan-Da, aunque en realidad se trata del Rey Felipe VI con una máscara.

Es decir, los chinos invierten en España y, además, la coronación resulta ser falsa, en la que el complot de las altas esferas españolas vence a los chinos,  gracias a una jugada maestra. Con todo esto se muestra la dualidad de la política internacional entre amigos y enemigos, en la que al final priman los intereses nacionales. 

La película de José Mota nos muestra también el futuro devenir y la disputa –o cooperación, según se mire- con la todopoderosa China, cada vez más presente.  Y el humor, al fin y al cabo, nos puede servir para entender nuestra realidad y las relaciones internacionales.

Las 40 películas que vi en 2018

Enero 2019

  1. El joven Karl Marx (2017) de Raoul Peck. Interesante película acerca de la juventud del pensador y revolucionario. Una buena manera para situarse en sus inicios, viendo su amistad con Engels, sus constantes viajes y sus confrontaciones con el anarquismo.
  2. Snowden (2016) de Oliver Stone. Se retrata la historia del informático que puso en jaque a Estados Unidos, revelando algunos de los programas de espionaje de la NSA. Hoy en día vive en Rusia, país que le ha concedido asilo por unos años.
  3. Tarajal (2016) de Xavier Artigas y Xapo Ortega. Documental inédito sobre lo acontecido el 6 de febrero en 2014 en Tarajal (Ceuta), cuando la Guardia Civil disparó a 15 inmigrantes impunemente.
  4. The Angels Share (2000) de Ken Loach. Retratando la cruda realidad de los barrios bajos de Glasgow. Mucho Wiskhy y mucha delincuencia. La esperanza siempre está ahí.
  5. The Wire, segunda temporada (2003) de David Simon. The Wire salta del guetto de Baltimore hacia el conflicto entre estibadores, gobierno y mafias, en el que Frank Sobotka, un polaco-americano tesorero de los estibadores, se ve obligado a abordar cuestiones que van por encima del bien y el mal.
  6. Mothering (2017) de Roqiyeh Tavakoli. Disputas amorosas y familiares en una ciudad iraní. Interesante para ver las relaciones hombre-mujer en este país tan estereotipado por los medios de comunicación.
  7. Bloody Friday (2012) de la BBC. Documental histórico acerca del Bloody Friday, uno de los atentados más mortíferos del IRA durante el conflicto de Irlanda del Norte, en el año 1972.
  8. Bòsnia, la pau dividida (2011) de Ana Alba, Gemma Garcia y Iolanda Parra. Corto documental sobre Bosnia tras los Acuerdos de Dayton, que separaron al país en dos mitades, por el momento irreconciliables.
  9. Loving Vincent (2017) de Dorota Kobiela y Hugh Welchman. Película de animación que explica la vida temprana del magnífico pintor Vincent Van Gogh.
  10. Perdido por Perdido (1993) de Alberto Lechi. Un Ricardo Darín muy joven representa a un trabajador desempleado que tendrá que hacer cosas que nunca habría esperado, a raíz de conocer a un tipo de la calle.
  11. Ratcacher (1999) de Lynne Ramsay. Durísima película rodada en Glasgow durante los años sesenta. Frío, desolación y drogadicción acompañan a una dramática historia.
  12. Jiu-Jitsu VS The World (2015) de Dan Lewis. Un recorrido global del Jiu Jitsu Brasileño, en el que diferentes personalidades del mundo explican su relación con esta creciente y poderosa arte marcial.
  13. Pride (2014) de Matthew Warchus. Tatcher llega al poder y los mineros comienzan las huelgas. A su vez, un grupo LGTB decide darles apoyo. Pride explica la historia de las alianzas entre grupos muy diferentes que luchan, pese a las dificultades, por un bien común.
  14. Train to Busan (2016) de Yeon Sang-ho. Hecatombe zombie basada en un enorme tren. Trepidante y gratamente sorprendido por lo pegadiza que es la película, manteniéndote en alerta las dos horas que dura. Una película de zombies diferente, en la que por una vez los damnificados no son estadounidenses.
  15. Okja (2017) de Bong Joon-ho. Un cerdo gigante y tremendamente inteligente, cuidado por Mija y su abuelo en las montañas surcoreanas, tiene que ser trasladado. Una conspiración se esconde detrás, en la que un grupo de ecologistas deciden ayudar a proteger al animal.
  16. The Weight of Chains (2010) de Boris Malagurski. El director serbio ofrece una visión crítica de la descomposición de Yugoslavia. Con una narración irónica de la historia, Malagurski muestra todos los intentos extranjeros de destruir a la federación.
  17. The Weight of Chains 2 (2014) de Boris Malagurski. La continuación de The Weight of Chains, pero esta vez centrándose en las reformas económicas neoliberales que fueron llevadas a cabo tras la desintegración de Yugoslavia.
  18. The dreamers (2003) de Bernardo Bertolucci. Un estudiante americano llega a París en pleno mayo del 68, estableciendo una curiosa relación con dos hermanos franceses muy bohemios.
  19. Best of enemies (2015) de Robert Gordon y Morgan Neville. Documental acerca de los debates televisivos entre Gore Vidal y William F. Buckley en 1968, antecesores del debate político moderno en televisión.
  20. Cypher (2002) de Vincenzo Natali. Jeremy Northam haciendo de Neo y Tyler Durden a la vez. Una de mis preferidas del género conspiranoia y encima de cine independiente.
  21. Downsizing (2017) de Alexander Payne. Matt Damon protagoniza una historia en la que una rompedora tecnología puede reducir el tamaño de la gente y así ayudar a la conservación del medio ambiente. Entretenida, pero el tema de la superpoblación podría profundizarse más.
  22. La forma del Agua (2017) de Guillermo del Toro.  Durante la Guerra Fría, una mujer muda que trabaja de limpiadora en unos laboratorios secretos estadounidenses comienza una extraña relación un hombre anfibio.
  23. Jimmy’s hall (2014) de Ken Loach. Otra gran película del director británico, en la que se relata la historia de James Gralton, un comunista irlandés que fue deportado a Estados Unidos, pero que tras unos años en NYC puede volver a su tierra y comenzar a organizarse.
  24. Django desencadenado (2012) de Quentin Tarantino. Una buena dosis de violencia protagonizada por un cazarrecompensas y un esclavo. Increíblemente entretenida.
  25. The Smashing Machine (2002) de John Hyams. Narra la historia del legendario luchador de Vale tudo Mark Kerr, invicto y en la cima durante más de tres años. Tras su apogeo a finales de los noventa, su carrera fue a pique por la presión sufrida, la dureza del deporte y los esteroides.
  26. La vendedora de rosas (1998) de Victor Gaviria. Dura y recomendable película colombiana sobre un grupo de chavalas en Medellín que tienen que ganarse la vida trabajando en la calle. Cine Kinki estilo colombiano.
  27. American Beauty (1999) de Sam Mendes. Kevin Spacey representando a una clase media estadounidense en decadencia de valores, cuando el sueño de casa, trabajo e hijos parece desaparecer.
  28. Que dios nos perdone (2016) de Rodrigo Sorogoyen. Antonio de la Torre y Roberto Álamo protagonizan a unos policías duros y frustrados ante un caso de un asesino en serie despiadado. Un Madrid caluroso, el Papa visitando la ciudad y el 15-M en su máxima esplendor.
  29. Los cronocrímenes (2007) de Nacho Vigalondo. Karra Errejalde lucha contra sí mismo en distintos viajes espaio temporales. De las películas españolas más paranoicas que he visto. Muy recomendable.
  30. Climax (2018) de Gaspar Noé. Un grupo de bailarines decide hacer una fiesta de despedida en su último día de ensayos. La sangría resulta tener algún tipo de sustancia y todo se desmadra. La historia de un “Mal Viaje”. De las películas sobre drogas que más atónito me han dejado.
  31. Gato negro, gato blanco (1998) de Emir Kusturica. Divertida comedia romántica. Un matrimonio de conveniencia equivocado que lleva a un lío tremendo. Me ha gustado el humor balcánico.
  32. Love (2015) de Gaspar Noé. A raíz de Clímax decidí investigar más acerca del director franco-argentino. Y no me defraudó. Una casi peli porno basada en una dura historia de amor, con las perspectivas dosis de drogas, sexo y emociones humanas.
  33. Lucky (2017) de John Carroll Lynch. Un drama sobre la vejez, sobre el como afrontar los últimos años de tu vida. Lucky, un veterano de la marina estadounidense, se embarca en una serie de acontecimientos que cambiarán por completo su visión del mañana.
  34. Dogville (2003) de Lars Von Trier. Segunda película que veo del polémico director danés. Una forajida llamada Grace llega a un pequeño pueblo llamado Dogville, en el que descubrirá lo mejor y lo peor del ser humano. Lo curioso de la peli es el escenario, en el que no hay paredes.
  35. Black is Beltza (2018) de Fermín Muguruza. A través de la animación, el director explica las luchas antiimperialistas de los años sesenta con el protagonismo de un vasco llamado Manex, el cual vive todas las aventuras revolucionarias acontecidas en USA, Cuba, México, Argelia…
  36. Funny Games (1997) de Michael Haneke. Unas vacaciones de una familia feliz en la casa de del lago que derivan en algo terrorífico, gracias a unos adolescentes con ganas de jugar.
  37. Lilja forever (2002) de Lukas Moodysson. Un sufridor drama ambientado en la Unión Soviética que narra la historia de Lilja, una chica de 16 años que, tras ser abandonada por su madre, tiene que buscarse la vida de la manera que sea.
  38. Carros de Fuego (1981) de Hugh Hudson. Se aproximan los Juegos Olímpicos y Eric Liddell (escocés) y Harold Abraham (inglés), dos grandes atletas de Reino Unido, se preparan para participar. Una película sobre el compañerismo y la educación, así como las diferentes ideas que perseguían cada uno.
  39. Mala ruina (2018) de Carlos Salado. Un corto interpretado por Yung Beef y Ramón el Cristo. Género Neo Quinqui.
  40. Infiltrado en el KKKlan (2018) de Spike Lee. Dos polícias (un negro y un judío) deciden infiltrarse en el Ku Klux Klan. Dilemas entre reformismo y revolución y un pronunciado carácter antirracista.